martes, 11 de octubre de 2016

'Lo realmente importante es que la Veedora del colegio tomó responsabilidad por los actos de discriminación en contra de Sergio': Abogado Penalista Colombia Diversa


Rosalia Ramírez es la nueva testigo del caso Sergio Urrego. Se trata de la veedora del Colegio Gimnasio Castillo Campestre, el mismo cuyas políticas discriminatorias llevaron al suicidio a este joven.


Samuel Escobar, abogado penalista de Colombia Diversa y Alba Reyes, mamá de Sergio Urrego

El pasado lunes, Ramírez aceptó su responsabilidad penal por actos de discriminación en contra de Sergio Urrego, al firmar un preacuerdo con la Fiscalía. Así el próximo 15 de noviembre la jueza verificará el preacuerdo firmado en el que la veedora asegura que testificará en contra de Amanda Azucena Castillo, rectora del colegio, e Ibonne Cheque, psicóloga de éste.


Al respecto se manifestó Samuel Escobar, abogado penalista de Colombia Diversa y quien defiende los intereses de la madre de Sergio Urrego, resaltando que este nuevo testigo no implica un vuelco en el proceso, sino una confirmación de la culpabilidad de las directivas de este colegio. 


El paso de Rosalia Ramírez como testigo "no le da un vuelco al proceso. Simplemente se trata de un nuevo testigo que se suma al caso de Sergio (...) Lo que sí veremos es cómo se va a divulgar más información que antes no se tenía".

"Lo realmente importante y lo que se debe resaltar en este momento, más allá de la existencia de un nuevo testigo, es que esta veedora tomó responsabilidad por los actos de discriminación en contra de Sergio", añadió escobar.

Cabe recordar que los delitos de los que están siendo acusadas Castillo y Cheque son: actos de racismo y discriminación agravado, falsa denuncia en contra de persona determinada y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorios.


El caso de Sergio Urrego llamó la atención de padres, instituciones públicas y medios de comunicación de todo el país pues su suicidio se dio tras episodios de discriminación y hostigamiento a los que fue sometido por algunos miembros de su colegio, como la rectora y la psicóloga de dicho plantel educativo. Dos años después de su muerte, el caso de Urrego sigue siendo foco de atención.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada